arriendo-verano
Que no lo engañen en los arriendos de verano
Enero 2, 2018
seguridad vacaciones
Tu Casa Segura en Vacaciones
Enero 9, 2018

Como Cuidar la Piscina de tu Casa

piscina

Uno de los elementos más preciados en este verano es la piscina. La piscina genera emociones
diversión, relax, desconexión y amigos, sí. Pero también trabajo, inversión y mantenimiento y cuando la piscina es tuya.

El tener una buena piscina, puede significar que tu casa adquiera una mayor plusvalía y es por eso que queremos entregarte estos consejos para que puedas obtener el mayor y mejor provecho de tú piscina.

Antes de poner a funcionarla, comprueba si durante el invierno se ha producido alguna rotura: grietas, azulejos desprendidos que requiera mayor trabajo. Revisa también la depuradora: filtros, conexiones, bombas… y, para comenzar, aplica un filtrado durante al menos 24 horas antes de estrenar temporada.

Nunca usar jabón para limpiar nada en la piscina: reacciona con el cloro y esto supondría un riesgo para la salud. Comprueba los niveles químicos de tu piscina 2 o 3 veces por semana durante el verano. Vacía y limpia la cesta del skimmer también 2 veces por semana, o más si hay árboles soltando hoja cerca o condiciones que la ensucien especialmente.

Recoger cabellos y pelusas de la bomba cada dos días como máximo (si le dais mucho uso a la piscina, cada menos). Apaga siempre la bomba para hacer esto. Comprueba el nivel del agua cada dos semanas, y ajusta si es necesario. El nivel ideal de agua está en el centro del skimmer. Los cambios desmesurados en el nivel del agua podrían indicar fugas, y estas, roturas importantes.

Comprueba los niveles de cloro al menos tres veces por semana, y asegúrate de que se reparte correctamente por toda la piscina. Pasa la malla por la superficie cada mañana, cuando el sol aún no aprieta, y repite el barrido de superficie a última hora de la tarde. Así te asegurarás un aspecto impoluto y evitarás que los residuos terminen descendiendo y ocupando el suelo y las paredes. Arroja los residuos lejos y recuerda que están clorados: no salpiques las plantas con ellos.

Si tienes niños o animales de compañía, plantéate instalar una valla de seguridad en el perímetro de la piscina para evitar caídas. Un pestillo a cierta altura o con sistema de seguridad te ayudará a que no puedan abrir la portezuela fácilmente. Por cierto, tener un botiquín de primeros auxilios cerca del agua te ayudará a atajar rápidamente pequeños sustos como cortes o roturas.

Para que el agua se conserve bien hasta la próxima temporada, instala una lona con amarres que sirva de cubierta y proteja la piscina de suciedad de otoño a primavera.
Es una solución que requiere una pequeña inversión, pero que te dará muchas alegrías cuando compruebes que no necesitas cambiar el agua ni realizar una limpieza en profundidad cada temporada.

Recuerda que una piscina en excelente estado puede aumentar la plusvalía de tu propiedad y puede gatillar la aceptación de una compra sólo por el hecho de las emociones que les puede generar. Si quieres vender arrendar o comprar busca a los mejores agentes inmobiliarios en www.remax.cl

remaxchile